Entrevista - Ô Paradis: El vinilo de la memoria comienza a girar

Una hermosa colección de ruidos, poesía y experimentación. Vientos del Mediterráneo, piratas mágicos y destellos de estrellas en la frente. Ô Paradis es una isla rodeada de nubes y flechas rotas, y su mentor Demian Recio, poeta de la soledad y la melancolía, es el alter egode un proyecto místico que disfraza con trajes de música el alma de un poeta errante y meditabundo.

Como si las distancias fueran sólo un espejismo, estuvimos con Demian Recio conversando sobre Ô Paradis, sus colaboraciones, influencias y proyectos paralelos. Suena un gong a la distancia y su pensamiento toma forma y se proyecta en esta conversación...

A veces resulta muy sencillo separar al artista de su obra, en otros casos es imposible distinguir a uno de otro... ¿Cuánto de Ô Paradis se encuentra en Demian Recio y cuánto de Demian Recio hay en Ô Paradis?

En Ô Paradis se exalta lo mejor y lo peor de Demian y en Demian se esconde lo peor y lo mejor de Ô Paradis. En otras palabras, en mi música intento "mimar" mi ideal y mis anhelos, los más oscuros y los más brillantes, pero en mi vida, muchas veces, no estoy a la altura y sufro al conocer la respuesta sin llegar a pronunciarla, entonces Ô Paradis expresa mejor que yo mi realidad. En el pasado deseé "ensuciar" los textos y la música de mis discos con fines egoístas, pero siempre terminé por ponerme al servicio del proyecto y no al revés. Este es un buen consejo para el que quiera escucharlo: Si estás creando, nunca utilices la obra en tu beneficio, ella tiene su propio lenguaje y eres tú el que se debe a ella.
Al contrario que hace unos años, hoy prefiero no conocer a muchos artistas personalmente, sólo disfrutar de sus mundos plasmados, porque la decepción puede enturbiar la visión de sus trabajos, aunque, al fin y al cabo, esos trabajos salieron de sus mentes y, de alguna forma y en algunos casos, reflejan mejor quien es el artista que el propio artista.

Cada disco de Ô Paradis posee una atmósfera y una sonoridad particular que lo distingue respecto a su antecesor... ¿Trabajas los discos a partir de un concepto previamente elaborado o el concepto va tomando forma en la medida que vas sumando composiciones?

Pienso que lo mejor es cuando el concepto va tomando forma a medida que vas sumando composiciones, conforme vas analizando extrañas coincidencias que apuntan todas en la misma dirección, vas atando cabos, te das cuenta de que todo lo que lees, contemplas y experimentas habla de tu trabajo, o quizá es que sólo tienes ojos y oídos para las cosas que en ese momento le dan sentido al mismo, y te das cuenta de que "algo" quería manifestarse y lo hace a través de ti, porque tu estabas allí en ese momento, porque naciste con esas inquietudes y porque te emociona "descubrirlo". La emoción es el secreto. La emoción es como una antena para las ideas que vibran a la misma frecuencia.
Puede ocurrir, y me ha ocurrido, que tengas un concepto "ideal" para desarrollar desde el principio, pero que al final no funcione.
Que se reúnan todos los requisitos para realizar tu "sueño" o no, es un misterio, es magia. Por esta razón, cuando uno tiene entre las manos un trabajo redondo, lo sabe reconocer. Ese trabajo le emociona. No le gusta por motivos culturales, ni porque sea el trabajo de alguien a quien admira, le gusta porque le hace vibrar las cuerdas de su alma y lo pone en comunión con el lenguaje del autor de la obra, o mejor dicho, con esa "idea" que se ha manifestado a través del artista.

En las letras de Ô Paradis, el texto tiene tanta importancia como la tiene la música, ¿cómo surgen las historias y los poemas que cantas?, ¿necesitas de algún estímulo o estado especial para que fluyan las letras?

El estímulo es la misma vida. Todas las experiencias grabadas como surcos en el vinilo de mis memorias empiezan a girar cuando me pongo frente a mis inquietudes, frente a la canción del camino andado... y giran cada vez más rápido conforme recorro de nuevo ese viaje mentalmente, me siento como un pintor abstracto que suelta pinceladas fruto del éxtasis sin poder definir lo que realmente busca. Hay que encontrar tu identidad en ese torrente de ideas, el cual es difícil saber si te pertenece o te ha atrapado. Todo sirve en el arte, así es de frívolo crear, pero así de honesto al mismo tiempo. Hay que defender una actitud y ser consecuente con ella, pero los sentimientos son tantos y las contradicciones tan poderosas que resulta casi imposible dejar una obra cerrada. Desde el momento más sublime capaz de hacer brotar una lágrima hasta la basura con la que nos bombardean todo el día queda reflejada en lo que hacemos. Las películas que nos interesan, los libros, las bromas resentidas o la furia por amor. Puedes derramar todo eso como el que vacía una bolsa de porquería, porque una vez ordenado, tendrá un sentido para ti y quizá para quien te entienda. Para los textos funciona exactamente igual que para la música.

Demian Recio

En las influencias que citas en tu MySpace, comienzas por Thanatos y finalizas con Eros, ocupando cada uno su lugar en los extremos. ¿Sientes que caminas a diario en medio de esos dos extremos en pugna? ¿Al final del día quién gana la lucha, el instinto de vida, o el instinto de muerte?

Depende del día (risas)
Las dos serpientes suben por nuestra espina dorsal, las dos, lo hacen como sólo las serpientes pueden hacerlo, dibujando un camino sinuoso y encontrando sus cuerpos cuando cruzan el eje central de nuestra espalda. Cuando eso ocurre, podemos elegir a cual de las dos queremos escuchar, pero siempre oiremos la voz de la otra tentando nuestra decisión, porque estamos hechos del material de esa guerra, son nuestras dos mitades enfrentadas, nuestro día y nuestra noche, y tan necesario es abrir los ojos por la mañana como cerrarlos al acostarse.
Los hindues las llaman "Ida y Pingala", las dos fuerzas que en su disputa a través del camino del "kundalini" como campo de batalla, nos empujan a seguir vagando por la tierra, aprendiendo de nuestros errores, viajando con la disciplina del que decide tomar el camino "correcto" o condenados por la decisión "equivocada" que nos obliga a soportar una y otra vez el mismo tormento. El infierno es repetición, y cuando escapamos de sus llamas, siempre prende ante nosotros otro distinto, más sutil, más profundo y más difícil de sortear. El final de esta espiral es mi anhelo más profundo.

Entre otras de tus influencias citas a Don Quijote, Jesús de Nazareth y Herman Hesse, ¿Cómo confluyen en tu vida y en tu obra la visión y locura del Quijote, la humana religiosidad de Jesús y la filosofía de Hesse?

Hermann Hesse fue un hombre religioso que terminó sus días con la fe erosionada por las dudas, es triste leer a un hombre que sostiene su vida sobre unos pilares que se resquebrajan al final. La prueba que sufrió Jesus aún fue más dura, y en su último momento como hombre, también fue víctima de la incertidumbre al preguntarle a su padre porqué le había abandonado. Pero el drama más grande para mí es el de Don Quijote, que durante toda su vida le dio belleza a lo mezquino con su desbordada imaginación o locura, que nos llenó de romanticismo, de esperanzas y de sueños para, al final, justo antes de morir, aceptar la realidad de los demás. Cervantes fue realmente uno de los mejores escritores de la historia. En todo caso, todos estos personajes tenían una visión libre del mundo, no caminaban pegados a la misma tierra que nos sujeta a nosotros, vivían su ideal, su anhelo, y eso los convierte en auténticos "piratas" y santos de mi devoción. Pienso que hubiera sido más justo que al final de sus pasos hubieran muerto en paz, pero admiro la grandeza de la condición humana, la cual nos enseña que, quien no está "aquí", no será despedido con amabilidad por el mundo, aunque haya sembrado su sangre en la tierra para salvarnos. Científicamente está demostrado que la felicidad es para quien no deja que sus pensamientos se alejen mucho de donde uno sienta su trasero.

Mientras en antiguas civilizaciones los gatos fueron considerados como encarnaciones divinas, en otras civilizaciones se les ha considerado representantes del diablo. ¿Para ti los gatos tienen algún significado especial? ¿Quién es Midori?

Ciertamente, y esto te lo puede corroborar cualquier persona que conviva con gatos, son criaturas divinas al mismo tiempo que diabólicas (risas)
Los gatos son animales muy misteriosos, todo lo felino está rodeado de un aura enigmática y sensual, son seres del desierto y no es de extrañar que los egipcios se sintieran fascinados por su carácter. Midori es mi compañera de piso, la gata que ha robado mi corazón y destrozado mi sofá.

Puede ver la entrevista completa aquí